top of page
Logo Sombrero Verde.png

El Amor Es Una Habilidad

Todos tenemos una opinión sobre el amor, pues todos hemos tenido una experiencia de él y eso lo hace Universal, como una fuerza, una energía que nos mueve y nos hace reconocer la vida. El amor es una palabra de 4 letras, pero también puede ser la fuerza polifacética más poderosa.

Por ello, me atrevo a decir inicialmente que el amor es una dimensión en sí mismo que existe más allá del plano físico y espiritual, trasciende el tiempo y el espacio y nos afecta, impacta e influye a todo nivel, en nuestras relaciones interpersonales, en la salud mental, física y emocional, en la felicidad y el bienestar general, llegando incluso a definir el sentido de nuestra vida y existencia.

Saber amar es saber utilizar lo mejor de nosotros mismos para compartirlo, ponerlo a funcionar y engendrar bien. Por ello, amar, como esa dimensión polifacética, no es solo una cursilería, es una facultad humana, un poder divino, un compromiso, un sentimiento, una acción y, sobre todo, una habilidad, desarrollable y enseñable...

Pero y entonces... ¿qué es el amor?

En mi afán de vivirlo como un valor central, he aprendido que el amor puede ser varias cosas, una y todas a la vez y hoy comparto acá un intento de describirlo.


Empecemos por lo básico...


● El amor es un sentimiento porque lo experimentamos de forma subjetiva como resultado de una respuesta emocional a un estímulo interno o externo (el afecto, la atracción física, el gusto de ser como somos, etc). Genera un cambio en el ánimo, nos hace sentir complejamente "bien", provoca armonía con el mundo, con las personas que decimos amar y también se hace notar en manifestaciones físicas como cambios en la frecuencia cardíaca, la sudoración, la tensión muscular o la liberación de hormonas. El amor es un estado interno de realización y bienestar.


● El amor es una facultad humana porque estamos en la cualidad (ideológica, cultural, física, emocional, social y personal) de hacerlo. A diferencia de los demás seres vivos, podemos reconocer que amamos y decidir hacerlo, dar lo mejor de nosotros mismos para desarrollarlo y ser capaces de influir en la felicidad de las demás personas (y claro, en la nuestra).


● El amor es un compromiso, o un "contrato", debe ser justo; se da lo que se puede, se pide lo que se puede, con respeto, con consentimiento... No es regalar la vida, es compartirla en la profundidad, es abrir lo privado y permitir que alguien observe y proteja lo que hay dentro. Es disponer unir dos formas de vida para formular una vida nueva en conjunto, sin abandonarse a sí mismo. Es amarse también y hacer el compromiso de desarrollar y potenciar todo lo bueno de la otra persona, ser viviente, actividad, lugar, etc. Es el compromiso de cuidar, proteger, potenciar, comprender, conocer, apreciar, sentir, compartir, motivar, dar, recibir y CONSTRUIR en confianza.


● El amor es un Poder Divino porque indiferentemente de una creencia religiosa o experiencia espiritual, hay algo de "sobrenatural" en él, hay algo inexplicable que nos motiva y nos mueve. Todas las religiones fundamentan su "fe" en un pre-concepto de "amor", de obrar bien, de evitar hacer daño. En todas las creencias encontraremos que elegir hacer el bien es también amar, como una virtud que trasciende en el tiempo, espacio y lugar. El amor sincero es sentido a niveles más fueres que lo físico y lo emocional, es metafísico y trascendental. En algunas religiones incluso el amor es Dios mismo.


● El amor es una acción, es un verbo conjugable y expresa actividad, que consiste básicamente en el deseo natural de demostrarlo, de impactar positivamente en el otro, de compartir la vida, por los medios necesarios y alcanzables. Desde el trato personal, íntimo y emocional, hasta buscar la realización personal de los individuos involucrados. Por ejemplo, a través de palabras de afirmación, el tiempo de calidad, los actos de servicio, los regalos, la presencia o contacto físico. (Ver Libro: Los 5 lenguajes del amor de Gary Chapman).


Por último, y como idea central de esta entrada...


● El amor es una habilidad que puede ser desarrollada y perfeccionada con la práctica y la atención consciente. Al igual que cualquier otra habilidad, como tocar un instrumento o aprender un idioma, el amor requiere tiempo, esfuerzo y dedicación para crecer y florecer. El amor requiere entendimiento de las formas de ser y comportamiento humano y social, para saber que existen medios distintos y formas en las que cada quien espera recibir y dar amor. Es posible que exista una forma de amar distinta por cada persona individual, por lo que, también el amor se puede aprender, como un concepto integral de experiencias, actitudes y capacidades personales. Así es posible también entender que se puede amar más y se puede amar "mejor". Ya lo vimos, está en nuestra condición humana, por lo que todos somos capaces de amar y recibir amor. El amor también implica una disposición para crecer y evolucionar juntos, y una capacidad de compromiso y sacrificio cuando sea necesario. Por lo tanto, el amor es una habilidad que puede traer una gran felicidad y satisfacción a nuestras vidas, si se cultiva adecuadamente.


El amor es gratis y es el regalo más hermoso que se le pude dar a un ser y por eso GRACIAS al amor porque todos los días hace esfuerzos sobrenaturales para existir.








430 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page